Kazuya Kinoshita es un veinteañero universitario que está muy feliz con su novia, ¡a la que incluso llegó a besar! (¡Kyaaa, hentaiiii!) Pero cuando ella lo deja de golpe, le pega el bajón y encuentra su único consuelo en una app que te permite alquilar una novia. Y así llega a su vida Chizuru Mizuhara, una morocha increíblemente linda, tanto que parece demasiado buena para ser real. Aunque las sospechas de que “acá debe haber trampa en algo” llevan al muchacho a no querer seguir con el jueguito, la abuela termina internada justo a tiempo para salvar la trama. Así es como Kazuya acaba yendo a ver a la abuela con Chizuru y ella queda tan encantada con la preciosa novia de su nieto que él no va a tener otra que continuar con el trato. Muy pronto ambos descubrirán que sus caminos están mucho más interconectados de lo que pensaban. Pero para que no sean felices ni coman perdices, la más disparatada variedad de personajes secundarios entrarán en escena para enquilombar las cosas.

RENT-A-GIRLFRIEND #06

$495
RENT-A-GIRLFRIEND #06 $495
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • La Comarca Comic Store Eva Perón 771, Local 1 -lunes a sábados por la mañana de 9.30 a 12.30 y por la tarde de 16 a 19 hs

    Gratis

Kazuya Kinoshita es un veinteañero universitario que está muy feliz con su novia, ¡a la que incluso llegó a besar! (¡Kyaaa, hentaiiii!) Pero cuando ella lo deja de golpe, le pega el bajón y encuentra su único consuelo en una app que te permite alquilar una novia. Y así llega a su vida Chizuru Mizuhara, una morocha increíblemente linda, tanto que parece demasiado buena para ser real. Aunque las sospechas de que “acá debe haber trampa en algo” llevan al muchacho a no querer seguir con el jueguito, la abuela termina internada justo a tiempo para salvar la trama. Así es como Kazuya acaba yendo a ver a la abuela con Chizuru y ella queda tan encantada con la preciosa novia de su nieto que él no va a tener otra que continuar con el trato. Muy pronto ambos descubrirán que sus caminos están mucho más interconectados de lo que pensaban. Pero para que no sean felices ni coman perdices, la más disparatada variedad de personajes secundarios entrarán en escena para enquilombar las cosas.